Pekín probará una plataforma blockchain para luchar contra las facturas fraudulentas

Pekín probará una plataforma blockchain para luchar contra las facturas fraudulentas

Tras el éxito del despliegue en el sur del país, se está introduciendo en la capital el sistema de facturación Blockchain de China.

Tras el éxito de la puesta en marcha en Shenzhen el año pasado, se está introduciendo en la capital el sistema de facturación blockchain de China.

El 2 de marzo, la Oficina Municipal de Pekín de la Administración Estatal de Impuestos anunció su decisión de poner en marcha un proyecto piloto en la ciudad para el sistema basado en la cadena de bloques, con activación inmediata para los contribuyentes de determinadas industrias.

La plataforma es un instrumento para que la oficina tributaria de China se enfrente al mercado clandestino del «fapaio», en el que se han utilizado recibos fraudulentos para evadir impuestos, defraudar a los empleadores o reclamar gastos falsificados para su reembolso.

En China, «fapiao» es un término que designa las facturas oficiales emitidas por la Oficina de Impuestos de China por bienes y servicios adquiridos en el país.

El sistema asegura la trazabilidad y moderniza los procesos fiscales

Como esbozan las autoridades de Pekín, las facturas electrónicas que utilizan la Blockchain hacen uso de contratos inteligentes y algoritmos encriptados para garantizar la resistencia de la emisión, el almacenamiento, la transmisión, la seguridad y la lucha contra la falsificación de los documentos.

Según se informa, el sistema ofrece una completa trazabilidad y resistencia a las manipulaciones, lo que garantiza que los datos no puedan modificarse después del hecho.

Mediante una cadena híbrida privada o público-privada, el sistema hace de intermediario entre el departamento tributario, el emisor y el receptor de las facturas, supervisando el proceso de circulación, reembolso y presentación de informes.

Si bien el anuncio de este mes no hace referencia explícita a ningún socio del sector privado en la iniciativa, el sistema lanzado en Shenzhen se desarrolló en colaboración con Tencent, el desarrollador de la plataforma de redes sociales WeChat, que cuenta con 1,000 millones de usuarios.

Los usuarios necesitan poco más que un teléfono celular o una computadora portátil personal para interactuar con el sistema, lo que mantiene los costos operativos bajos y fomentará «un entorno fiscal saludable y justo» a los ojos de Pekín.

La oficina municipal señaló en el anuncio que el Presidente Xi Jinping ha estado presidiendo un estudio colectivo sobre la tecnología blockchain llevado a cabo por el Politburó Central del Partido Comunista de China desde octubre de 2019.

Aquellos que están en la cima del aparato estatal han juzgado que la tecnología ha tenido «muy buenas aplicaciones en todos los ámbitos de la vida». Por lo tanto, el proyecto piloto de Pekín se presenta como parte de una serie de reformas dedicadas a la descentralización de los servicios estatales mediante el uso de blockchain.

El programa blockchain de Pekín

A principios de esta semana, la estrategia blockchain del estado chino vio un mayor desarrollo, con el banco central de China destinando otros 30 millones de yuanes a su plataforma de financiación del comercio blockchain.

La nueva inversión forma parte, aparentemente, de los esfuerzos del Banco Popular de China para garantizar que las empresas pequeñas y medianas puedan acceder a una gama de opciones de financiación lo más amplia posible durante la epidemia de coronavirus.

Más allá de la financiación del comercio, el Gobierno y los organismos médicos de China se han apresurado a encabezar nuevas soluciones tecnológicas para hacer frente a la crisis del coronavirus, con más de 20 nuevas aplicaciones de blockchain que se han puesto en marcha solo en las dos primeras semanas de febrero.

fuente: es.cointelegraph.com

Newsletter Updates

Enter your email address below to subscribe to our newsletter